Opinion
21 octubre 2014

Sin Limites :Se descompone la gobernabilidad del estado

share
by Raúl Torres Salmerón - 0 Comments
Sin Limites :Se descompone la gobernabilidad del estado

Ya lo dijo el pasado 4 de septiembre el rector de la Universidad Iberoamericana de Puebla, Fernando Fernández Font “que el estado de Puebla es una bomba a punto de estallar”.

Lo anterior, agregó, se debe al autoritarismo y represión de la protesta por parte del gobierno estatal, encabezado por Rafael Moreno Valle Rosas.

Y sin duda tiene razón. El estado de Puebla va a un proceso de descomposición política y administrativa debido a la falta de gobernabilidad.

Ojalá nos equivoquemos, por el bien de Puebla, pero aquí están algunos hechos:

Sin duda el asunto de la represión policiaca y la muerte de un menor en la población de San Bernardino Chalchihuapan, una junta auxiliar de Santa Clara Ocoyucan, es la culminación de ese coctel explosivo poblano.

Hay recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que no se han cumplido.

El asunto de las ahora fallidas expropiaciones en el caso de las Cholulas, ha llegado al límite. Hay detenidos y las marchas de protestan continúan. Cuando los lugareños sacaron a la Virgen de Los Remedios de su templo y le pidieron ayuda, quiere decir que las cosas están llegando al límite.

Siguen bloqueos de carreteras y la toma de palacios municipales, como en Cholula y Xayacatlán, con la consecuente acción de la policía para desalojarlos. En otros casos no han actuado.

En San Martin Texmelucan hay desesperación del comercio. Acusan de desgobierno a la autoridad con manifestaciones. En Tehuacán hay descontento y más inseguridad.

La incapacidad de la Secretaría General para gobernar es manifiesta. A la fecha se vio obligada a llamar a priistas como Víctor Hugo Islas, Omar Álvarez, Cupertino Alejo y Juan Cesín, quienes no se dan abasto para apagar los fuegos. Los funcionarios fuereños son realmente un estorbo para gobernar.

Los auténticos panistas ya ven con recelo al actual gobierno. No existe como tal el PAN, pues se ha transformado en un grupo político que actúa bajo las órdenes del gobernador. Existe disgusto en las fuerzas auténticas blanquiazules.

Los problemas del interior van en aumento. La inseguridad campea por doquier. Hay pleitos entre vecinos y la autoridad. Ahí están los casos de Teziutlán, Atlixco, Izúcar de Matamoros, Tepeojuma, San pedro y San Andrés Cholula, Xayacatlán de Bravo, Huauchinango, por mencionar algunos. En el ingenio de Calipan hay una huelga de productores.

Los baches en la ciudad capital y zonas conurbadas han exasperado a los ciudadanos y conductores de vehículos. Hay irritación social por la falta de atención al problema y la lentitud con la que se actúa, mientras en la capital el alcalde, el cantante metido a político conocido como “El Tony” José Antonio Gali Fayad, se la pasa en eventos sociales. Conforme pasa el tiempo son mayores el número de ciudadanos decepcionados. La realidad es que “El Tony” no tiene idea de cómo gobernar.

El asunto del cambio obligatorio de placas dejó enojo social y descontento. Muchísimas familias tuvieron que recurrir al empeño y a los préstamos para regularizarse. Causando resentimientos hacia el gobierno.

Algo similar sucede con la famosa Foto Multa. La califican como negocio de los gobiernos.

La devolución del Registro Civil a las juntas auxiliares, aunque se hizo de manera provisional, no se ha realizado al 100%. El disgusto y el enfado en esas zonas, sobre todo las alejadas de las cabeceras municipales persisten.

El asunto del aumento a los precios de las tarifas de agua potable empieza a molestar a los ciudadanos.

Continúa la irritación de un amplio sector del interior del estado y de sus autoridades auxiliares por no tener acceso al Registro Civil.

Más de 10 mil empleados del gobierno despedidos y cientos de sindicalizados cuyos sindicatos han sido desparecidos hablan pestes del actual gobierno.

Tal parece que la BUAP empieza a volver por sus fueros. La fría recepción de los estudiantes al gobernador en el primer informe del rector es una muestra.

La vieja guardia de la izquierda universitaria espera una reivindicación mayor de la BUAP el próximo 30 de octubre, cuando se cumplen 50 años del Movimiento Universitario que derrocó al entonces gobernador el general Antonio Nava Castillo.

En su informe de gobierno, el rector de la UPAEP, Emilio Baños Ardavin, emplazó al gobierno del estado a cumplir las resoluciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre la muerte del menor del caso Chalchihuapan.

El despido de 400 policías, la petición denegada por parte del gobierno federal de no enviar elementos de la gendarmería, son causa de una mayor inseguridad. A ello hay que agregar el despido de policías ministeriales y la falta de nombramientos de agentes del MP. Las quejas de los abogados del interior del estado van en aumento. No tienen dónde acudir para levantar denuncias.

El descontento crece, igual que la irritación. El coctel principalmente está formado por autoritarismo, represión, demasiada inseguridad, obras públicas inservibles y mal hechas, cierre de calles por obras innecesarias.

La pobreza va en aumento, es poco atendida, o por lo menos así se percibe. Las carreteras estatales están destruidas por las constantes lluvias y no son reparadas. Decenas de colonias de la capital del estado no tienen guarniciones, banquetas ni pavimento; otras carecen de agua potable.

El problema de los feminicidios en Puebla va en aumento y al problema de la trata de personas continua en ascenso.

En síntesis, como dijo en su informe el rector Fernández Font, cada vez hay más pobres, cada vez el salario alcanza menos, cada vez la distribución de las ganancias es más injusta y cada vez hay menos democracia.

Agregó: Esta administración ha invertido muchísimo dinero, muchísimos recursos y muchísimo esfuerzo en mejorar ciertas zonas, como la Rueda de la Fortuna y ahora con el Museo Internacional Barroco.

Añadió: Se ve que es un Gobernador que le interesa demostrar a la ciudadanía que está haciendo mucho, pero por el otro lado uno se pregunta ¿y eso a quién beneficia? Puebla sigue siendo un estado de máxima pobreza.

En fin, como dicen las coplas ecuatorianas:

Más feliz es un pobre indio

que vive en paz en su choza,

que el rico que en su palacio

ni paz ni contento goza.

El palacio de mis dichas

fue palacio de baraja,

con un soplo muy ligero

lo derribó la desgracia.

Raúl Torres Salmerón

1 posts | 67 comments

Comments are closed.