Columnistas
29 marzo 2015

Causa y Efecto Por José Antonio de la Vega Moreno Juan Carlos Natale y su ostentosa boda.

share
by García R - 0 Comments
Causa y Efecto Por José Antonio de la Vega Moreno Juan Carlos Natale y su ostentosa boda.

Juan Carlos Natale y su ostentosa boda.

            Gastarse 3 millones de pesos en cualquier festejo en estas fechas no es otra cosa que presentarse ante la sociedad como persona que no teme a invertir estos recursos, pues debe tener de sobra.

            Esa es la imagen que lanza el ex líder y actual diputado local, Juan Carlos Natale López con su boda con su ahora esposa Estefanía Estrada.

            La suntuosidad del enlace matrimonial puso a los verde ecologistas contra la pared. Juan Pablo Curi actual líder del PVEM, salió al paso y señaló que quien pagó la fiesta fue el suegro del político, pues es costumbre en México que el paganini sea quien también ponga a la novia.

            Otro de los ecologistas que salieron en su momento, fue el ex líder de este partido en la capital poblana, Gregorio Gómez, quien atajó de manera contundente que ese derroche de recursos se dio por el enriquecimiento inexplicable de Juan Carlos Natale.

            El actual diputado local no ha vertido comentario alguno en su defensa tras invertir 3 millones de pesos en su boda.

            El enojo debe estar presentado en su rostro, desde luego, pero debe estar acostumbrado y desde luego entender que es un personaje público que está en la mira de todos.

            Juan Carlos Natale López tendrá que estudiar su posición una vez que se presente ante los medios de comunicación, pues las acusaciones de su enriquecimiento ilícito hasta ahora es mediático, nada que se pueda comprobar, pero las autoridades pueden voltear sus ojos a la actividad empresarial, política e incluso hasta social del actual esposado.

            Mientras tanto ¡Arriba los Novios!

***

Ana Teresa Aranda Orozco se apresta para el 2018.

            La política y ex funcionaria federal poblana ha dado una lección a todos y cada uno de los políticos. Les dejó claro, que cuando existe congruencia, ética, moral, ideología e identidad nada puede hacerse para comprar voluntades y mucho menos la dignidad política.

            Se gastaron litros de tinta para informar que Ana Teresa Aranda Orozco sería candidata verde ecologista por el distrito XI de la capital poblana.

            No fue así, quien ganó con esta posibilidad fue la propia panista, pues dos cosas sacó adelante, la primera de estas, reafirmo su panismo, su ideología y su ética, por consecuencia lógica, gana la posibilidad de mostrarse como candidata de su partido de manera plurinominal para el 2018 –es claro- luego de una alianza que se dice en el bajo mundo, ha hecho con Rafael Moreno Valle.

            Lo que hay que rescatar de Ana Tere, es la lección que brinda con su decisión a todos los priistas que renunciaron a su partido, comprados, cooptados o amenazados, que como haya sido, olvidaron su ideología, su ética y moralidad política para imponer su interés personal antes que partidista con el pretexto añejo, que ya les tocaba.  

            Ni hablar, una panista que puso ejemplo a priistas que renunciaron a su partido.

            Que lección.

 

García R

28588 posts | 193 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *