Universidades
30 junio 2015

Ante incapacidad de gobierno, académicos buscan solución a inundaciones en El Santuario.

share
by García R - 0 Comments
Ante incapacidad de gobierno, académicos buscan solución a inundaciones en El Santuario.

En Puebla falta planeación del drenaje pluvial de manera integral en la ciudad que se ha tenido por años y años, este no ha permitido tener claridad sobre las obras que son necesarias para evitar de manera eficiente las inundaciones, estableció el ingeniero Armando Ortiz Martínez, al presentar el proyecto que se denomina “Parque, Biblioteca y Espejo de Agua del Vaso Regulador del Santuario”.

El Vaso Regulador de El Santuario, es el más cercano a la mancha urbana para descargar afluentes del río Atoyac, y forma parte de un sistema de otros 6 vasos, construidos hace 50 años con este fin.

El proyecto que se presentó en el marco de la 13ª. Semana de la Ingeniería, organizado por el Colegio de Ingenieros Civiles de Puebla, A.C. tiene como objetivo evitar las inundaciones, recuperar la zona noreste de la ciudad que hoy carece de entrada y salida funcional, crear una biblioteca, el centro cultural digital, espejo de agua y reforestar la zona, en beneficio de 100 mil personas de esa parte de la ciudad.

Las obras, calculadas en unos 120 millones de pesos, abarcan distintas tareas, estableció Armando Ortiz Martínez, quien explicó las tres acciones principales para evitar las inundaciones:

Tan sólo en materia de desasolve, se requiere el dragado de 11 mil metros cúbicos de las barrancas de Xaltonatl y Xonaca, labor que llevaría unos tres meses en un equivalente a retirar 1,500 camiones de tierra y basura.

Una segunda acción importante es la construcción de un muro de gaviones a lo largo de la barranca, que evitará que la erosión vuelva a reducir el cauce del agua.

También se necesita la terminación de los colectores marginales que desde hace años están inconclusos, como el de Cuauhtémoc y San Aparicio, para lograr el control de descargas y contaminación.

El proyecto, que ya fue presentado al Ayuntamiento de Puebla, en el marco de su propuesta de Smart City, podría además ser un atractivo de carácter turístico por los andadores y ciclovías que facilitarán el tránsito y dignificarán el entorno, por la construcción del espejo de agua, la biblioteca, el centro cultural digital y el parque recreativo.

Ortiz Martínez dijo que fueron necesarios realizar estudios urbanísticos y de uso de suelo, estudios de vulnerabilidad de los asentamientos humanos, meteorológicos de precipitación y características climáticas, estudio de gasto hidráulico actual y futuro de vaso y barrancas, estudio de descargas domiciliarias e industriales, estudios de edafología para determinar las especies más adecuadas en la reforestación, estudios de ingeniería de tránsito, entre otros.

Esto podrá brindar, además, una mejor vida a 100 mil personas de colonias como Tepeyac, Cuauhtémoc, Adolfo López Mateos, 16 de Septiembre, Unidad Tecnológico, Revolución Mexicana, Fraccionamiento Villa Frontera, Unidad Habitacional San Pedro, Ampliación Revolución Mexicana, Jorge Murad Sección G, Jorge Murad Macluf 2ª Sección, Ampliación México 83, Fraccionamiento Villa San José y Villas San Gregorio.

Los principales beneficios sociales que aporta el llevar a cabo el proyecto son:

Uno: Recuperación de la capacidad hidráulica del Vaso Recolector El Santuario de las afluentes al río Atoyac.

Dos: Amortiguamiento del impacto ambiental de gases de vientos dañinos de sulfuro de hidrógeno que afecta actualmente a más de 46 mil habitantes en esas zonas.

Tres: Amortiguar la contaminación actual de las descargas de líquidos industriales y domésticos con escurrimientos y filtraciones en el vaso y barrancas de la zona delimitada.

García R

24981 posts | 88 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *