Religion
01 julio 2015

Si viniera el gobernador, seguro le hace el milagro de su presidencia

share
by García R - 0 Comments
Si viniera el gobernador, seguro le hace el milagro de su presidencia

Todo parecía tradicional, las flores, veladoras, imágenes religiosas, agua bendita, los rezos y el mariachi entonando en el templo de la 18 Poniente y 5 de Mayo las “Mañanitas”.

Las largas filas para pasar a persignarse, la insistencia del comercio informal para vender flores y el tono fuerte del ladrar de un perro chihuahua, irrumpen la bendición de párroco que termina una homilía.

La fémina que llevó al animal con su cobija, hace señas a su mascota para que guardara silencio, pero la indicación surtía efecto al revés.

¡Shh!, ¡Ssshhhhh!, decían el resto de los presentes que intentaban sanar su alma con oraciones al su “padre redentor”, que piden con fe, sanación a sus enfermos, conseguir empleo, superar la muerte de un familiar y tener estabilidad económica.

Con la vigilancia de los cuidadores de la iglesia, permiten que los creyentes, desde un metro y medio de distancia admiren por menos de un minuto la imagen de Jesucristo, una escultura que sobrevivió a un incendio en junio de 2013.

No importa formarse más de una hora, los fieles van a dejar sus ramos de flores para colocarlas en el altar del Señor de las Maravillas, que está repleto de globos, el principal se leía: “Otro año más guapo, te deseo lo mejor, de lo mejor. ¡Feliz Cumple!” y “I Love You” (Te amo, en español).

Fuera, ambulantes colocaron antojitos, ropa, aparatos tecnológicos, pero principalmente veladoras, incienso, escapularios e imágenes de Jesucristo acuestas sobre su cruz.

Entre la multitud de tres filas, estaba María de los Ángeles Paredes, una mujer que junto con su hijo, portan en la mano un pequeño ramo de rosas rojas y blancas para donarlas a su deidad. Aguantando el llanto, la fémina relata con secrecía que su esposo estaba a punto de perder la vida, pero que el milagro del hijo de Dios, lo conserva con salud.

“Me ha hecho milagros sobrenaturales. Le pedí un milagro de salud, mi esposo estaba desahuciado, tenía una enfermedad terminal. Yo pedí con mi alma, con fe y cumplió. Quisiera ser más detallista, pero no. Estoy agradecida en el alma y aprendí que no hay afligirnos por pequeñeces”, dijo.

Otros, hacen plegarias por la paz mundial, el exterminio de la pobreza y la inseguridad en las calles, que cada día va en aumento, ante la indiferencia de las autoridades municipales y estatales.

“El gobierno no ve que también aquí hay personas afectadas por la delincuencia, nos roban hasta aquí en la iglesia, pero tenemos fe de que cambien las cosas, el gobernador debería pasar a ver la imagen milagrosa del Sr de las Maravillas para que le haga el milagro de su presidencia” –dice, doña Gertrudis – una anciana que desde temprano hace fila para tocar la imagen de su benefactor y dejarle una oración que repite en silencio mientras avanza con paso lento hacia su Fe.

 

García R

23873 posts | 80 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *