Estado
31 agosto 2015

La inseguridad en Puebla se agrava ante indiferencia de Moreno Valle: MAS

share
by García R - 0 Comments
La inseguridad en Puebla se agrava ante indiferencia de Moreno Valle: MAS

La reciente ola de homicidios y ejecuciones que se han vivido en la capital poblana y al interior del estado, lo mismo de tipo político que relacionada con el crimen organizado, no es un brote inusual en Puebla, forma parte de un repunte sostenido en el número de personas asesinadas que se registra en el estado desde agosto de 2014.

Los hechos ocurridos este fin de semana, echan por tierra el discurso del gobernador Rafael Moreno Valle Rosas acerca de que Puebla es uno de los estados más seguros de México.

En una revisión hemerográfica tan sólo de estos últimos tres días, dos agentes de la Policía Ministerial fueron asesinados por el crimen organizado dedicado al robo de hidrocarburos a ductos de Pemex.

En tanto, en la Sierra Norte ultiman a un cobrador del servicio de la Comisión Federal de Electricidad; y se presume además el homicidio de una joven embarazada a manos de su novio.

A esto se suma que la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo en un cateo en Puebla a integrantes de una banda internacional de tráfico de personas en Puebla y Tlaxcala.

Reconocemos que los índices de delincuencia que padecen otras entidades de la República, particularmente aquellas azotadas por los cárteles del narcotráfico, no se comparan con lo que en Puebla sucede.

Sin embargo, debemos reconocer que la ciudad de Puebla dejó de ser en el actual sexenio, una de las ciudades más tranquilas del país.

El MAS considera que gran parte de la inseguridad en Puebla se debe a la falta de POLITICAS PUBLICAS que atiendan el deterioro social, la creación de empleos dignos, el fomento a la pequeña y mediana empresa; pero también es resultado de la indolencia del titular del Poder Ejecutivo, que utiliza el aparato de prevención, investigación y procuración de justicia, no para proteger a los poblanos sino para reprimir a dirigentes sociales, activistas y todo aquel opositor a su gobierno.

Incluso, no descartamos que ante los hechos, la inseguridad se siga agravando en Puebla ante la ausencia del derechista Rafael Moreno Valle, quien está preocupado más en su ambición personal de llegar a ser candidato presidenciable para 2018.

Lo mismo ocurre con el alcalde capitalino Antonio Gali Fayad, quien desde hace dos meses visita Municipios, conjuntos habitacionales y colonias populares en una franca y abierta campaña a la minigubernatura para el 2016, por lo que, debiera hacer caso a los datos que 64% de los poblanos dicen que debe terminar su periodo como Presidente Municipal, Deslindarse de las ambiciones de poder de RMV y reorientar su política para frenar el colapso que se avecina en el Municipio de Puebla.

En ese sentido, Puebla se ha convertido en “tierra de nadie”.

El centro de la capital poblana es, por mucho, la zona donde más delitos se cometieron durante 2011.

El robo a vehículo y el robo a negocio fueron dos de las tres modalidades criminales de mayor incidencia en la zona, sin embargo, el robo a transeúnte con violencia fue el de mayor incidencia, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPyTM).

Las diez colonias que reportaron mayor incidencia delictiva durante ese año fueron el Centro Histórico, San Manuel, Bosques de San Sebastián, La Paz, el Barrio de Santiago, El Carmen, el fraccionamiento Héroes, Loma Linda, Prados Agua Azul y San Baltazar Campeche.

Para 2012 el escenario no cambió mucho. Puebla cerró el año como la sexta entidad con el mayor número de robos con violencia de todo el país, de acuerdo al informe de incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), dado a conocer ese año.

La tasa de incidencia en la capital se cuantificó en 569 mil casos por cada 100 mil habitantes, según el estudio realizado por el Consejo Ciudadano para Seguridad Pública y Justicia Penal.

En 2013, el propio secretario de Seguridad Municipal reconoció que aproximadamente 58 por ciento de los delitos que se denuncian en el estado eran cometidos en la zona metropolitana.

Asimismo, en la medición hecha por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal, la capital poblana se ubica en el lugar 45 de los municipios con mayor grado de inseguridad a nivel nacional.

Mientras el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública dio a conocer en su último reporte que de cada 100 delitos del fuero común en el estado de Puebla, 54 se cometen en la capital.

Finalmente, el mismo organismo reveló que entre enero y abril de 2015 aumentó el número de ejecuciones en un 46.5 por ciento, comparado con el mismo periodo de 2014.

En la cifra de los casos reportados llama la atención el hecho de que si bien el crecimiento más importante en términos porcentuales se produce en los homicidios dolosos, es decir aquellos que se catalogan como asesinato premeditado; las cifras más llamativas están en los homicidios culposos –es decir los accidentales–.

En promedio se reportaron 50 casos por mes durante el 2014, cifra que pasó a 78 homicidios tan sólo en marzo y abril en 2015.

La trata de blancas en Puebla ya es conocido a nivel nacional y poco se hace al respecto, el resultado: somos el estado donde la desaparición de mujeres se ha desbordado poniéndonos en los primeros lugares con más de 400 mujeres desaparecidas, feminicidios y violencia de pareja que muchas de las veces terminan en asesinatos.

García R

22421 posts | 69 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *