Negocios
22 septiembre 2015

Falseaban datos de emisiones contaminantes, 482 mil vehículos de las marcas Volkswagen y Audi

share
by García R - 0 Comments
Falseaban datos de emisiones contaminantes, 482 mil vehículos de las marcas Volkswagen y Audi

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de septiembre.- El fabricante alemán Volkswagen reconoció haber equipado modelos diésel en Estados Unidos con un software que falseaba datos de emisiones contaminantes, un escándalo que le costará caro en dinero e imagen.

 

La empresa que en el primer trimestre del año vendió más de cinco millones de vehículos, cifra que le situó en el trono mundial, ha reconocido en un comunicado enviado el martes que el software con el que trataba de engañar a las autoridades medioambientales sobre las emisiones de sus vehíclos diésel podría afectar a once millones de automóviles en todo el mundo.

 

Hasta ahora, la cifra que se manejaba era los 482 mil vendidos en EU.

 

La empresa anunció la suspensión de la comercialización en Estados Unidos de sus diésel de cuatro cilindros de las marcas VW y Audi, que representaban el 23 por ciento de sus ventas en ese mercado.

 

Unos 20 millones millones de euros de la capitalización bursátil del grupo se esfumaron ayer lunes, horas después de la apertura de los mercados.

 

Desastre», «Hecatombe»… la prensa alemana buscaba las palabras para describir el golpe asestado, para colmo de males durante el Salón del Automóvil de Fráncfort, a una empresa que es un orgullo nacional, líder mundial de ventas en el primer semestre del año.

 

Más allá de la imagen del grupo, el escándalo ya tuvo consecuencias económicas: Volkswagen anunció este martes que ha provisionado 6 mil 500 millones de euros en el tercer trimestre y que revisará el objetivo de beneficio para este año.

 

Sus acciones suman este martes una nueva caída de más del 15 por ciento tras el desplome del 18.6 que vivieron el lunes ante la posibilidad de una sanción multimillonaria.

 

Según las autoridades estadunidenses, 482 mil vehículos de las marcas Volkswagen y Audi fabricados entre 2009 y 2015 y vendidos en Estados Unidos fueron equipados con un sofisticado software que permitía reducir sus emisiones contaminantes al ser sometidos a un test de polución.

 

Gracias a ese fraude ambiental, los vehículos obtenían una certificación ecológica.

 

Este lunes, Estados Unidos decidió que vehículos de otros fabricantes, que no especificó, sean revisados para saber si también cuentan con programas de ese tipo.

 

La artimaña informática podría costarle al grupo 18 mil millones de euros en multas y miles de millones más vinculados al retiro del mercado de los vehículos afectados, sin contar las indemnizaciones a clientes defraudados.

 

Las sospechas, además, podrían extenderse en el sector.

 

El gobierno alemán pidió a las automotrices que demuestren la veracidad de sus datos de emisiones contaminantes, a fin de «investigar si hubo manipulaciones similares en Alemania o en Europa».

 

Por: Agencias

García R

22421 posts | 69 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *