Universidades
11 febrero 2016

Competitividad no es sinónimo de explotación y pobreza

share
by García R - 0 Comments
Competitividad no es sinónimo de explotación y pobreza
  • El crecimiento de la producción y del consumo, generan una crisis socio-ambiental.

 

Como parte de las actividades de la Universidad Iberoamericana Puebla en torno a la visita del Papa Francisco a México, la Dirección de Educación Continua e IBERO Consultores organizó la conferencia Competitividad con Equidad. A la luz del Laudato SI, a cargo del Dr. Miguel Ángel Corona Jiménez, académico de la IBERO Puebla y miembro del Sistema Nacional de Investigadores de nuestro país.

El Dr. Miguel Ángel Corona explicó que la productividad está marcando la pauta para que la competitividad sea creciente. “Esta última no es sólo producto de las empresas, sino de todo un sistema que contribuye de manera directa o indirecta”. De ahí que la globalización entendida como apertura de la economía, expansión de las empresas o trasculturalización, representa un crecimiento desigual y que genera un desequilibrio.

Sobre esta desigualdad el profesor de la IBERO Puebla apuntó que las posibilidades de desarrollo se concentran en China e India. El mejor ejemplo de ello es que el país asiático presenta un crecimiento en su economía de alrededor del 15%, mientras que México, en los últimos 33 años, mantiene una tasa promedio del 2.2%. “Este año, pese a la crisis económica mundial, la economía china presenta un pronóstico superior al 7%”, comentó.

El Dr. Corona Jiménez destacó que si bien la globalización presenta un lado positivo como el consumo de todo el mundo, las tecnologías de la información y la interacción entre países. También tiene un lado negativo, que provoca una especialización poco conveniente y desigualdades muy evidentes como: impunidad, violencia, inseguridad, migración y refugiados, así como deterioro ambiental.

“El Laudato Si, ve desde otra óptica los problemas de la compleja crisis socio-ambiental que se genera con el crecimiento de la producción y el consumo, así como las consecuencias de la concentración de la riqueza y el poder en unas cuantas manos. Lo anterior en conjunto da pie al deterioro de la casa común».

Con respecto a la Encíclica escrita por el papa Francisco, el Dr. Miguel Ángel Corona explicó que las emisiones de dióxido de carbono, van en aumento desde el año 1960 hasta 2015, lo que ha provocado un efecto invernadero, donde la entrada de rayos solares no pueden salir, lo que genera una mayor concentración de calor y con este un cambio global y climático.

“Con la Cuarta Revolución Industrial cambiará la naturaleza de los trabajo, con el uso del Internet y las nuevas tecnologías la realidad se vuelve cada vez más cercana. Este escenario, generaría que para el año 2030 desaparezcan 2 mil millones de empleos en el mundo, puesto que se sustituirían a las personas por robots o drones”, enfatizó Miguel Ángel Corona.

Finalmente, el Dr. Corona Jiménez señaló que el Laudato Si y el Cuidado de la Casa común es un llamado a respetar la dignidad humana y el medio ambiente. “El Papa afirma que estamos viviendo una etapa de desarrollo derrochador y consumista, que contrasta de modo inaceptable con situaciones de miseria que prevalecen en el mundo”.

Cabe destacar, que el académico de la IBERO Puebla hizo un llamado a promover la equidad y el sentido humano; valorar el trabajo. Así como la armonía con la naturaleza, que equivale a moderar la ambición y el egoísmo. En conclusión, a apostar por otro estilo de vida relacionada con la austeridad, relaciones de cooperación, reducción de la pobreza, desigualdad y la injusticia.

García R

27216 posts | 172 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *