Columnistas
17 febrero 2016

Desde las Galias.Por César Musalem Jop

share
by García R - 0 Comments
Desde las Galias.Por César Musalem Jop

MORENO  VALLE: 

HONESTIDAD  Y   REPUBLICANISMO.

1.- Hombre creado en el antiguo credo castrense, supo conjugar la sumisión total ante la superioridad – que eso en la cadena de mando se llama disciplina absoluta. Combinada con el desarrollo intelectual mostrado segundo a segundo en su exigente especialización médica, donde alcanzó reconocimientos internacionales en el secretariado de ortopedia, honró a su Matria, a su Patria, y a su familia originaria de la mixteca profunda.

2.- Su honestidad jamás estuvo a prueba.  Aquí como la mujer de César: “además de ser honrado lo parecía”.  Algunas corruptelas menores hechas por “hombrecitos muy menores a otros hombrecitos“ (Franz Fanon); no ensuciaron su gobierno a temporal poblano, el cual  estuvo sujeto a los compromisos contraídos “a futuro” del estratega del desarrollo Aarón Merino Fernández, el cual amplió la geografía cuasi aldeana de la Angelópolis, gracias a la inversión limpia de corrupción pagadera a futuro a los bancos locales, que en esos días sí prestaban dinero.

3.- Su  pulcridad moral, se demostraba a diario en el tratamiento Republicano (casi masónico, casi Juarista) que daba a los excluidos de la riqueza, o de la cultura o de la información.   Con mano firme transmitiendo afecto y respeto.

4.- De su privilegiado bagaje como ser humano: Ortopedista, general o gobernador, primó siempre el médico.  Dice Sánchez Andraca Gabriel reputado como publicista, que él presenció en dos ocasiones como en actos que presidía el general-doctor-gobernador, este se apeó del ya entonces arcaico templete-presidium para atender a un lesionado y aún desvanecido.

5.- Políticamente, fue aterrizado como gobernador, para alejarlo de las tentaciones secretariales de “Ser” presidente de la República, como ya lo postulaban colegios médicos serios del D.F. y alta oficialidad castrense.

5.1.- Su renuncia por enfermedades inexistentes lo volvió al consultorio 226 o algo así, del afamado Hospital Durango.

6.- Mexicanos de todo el país, llegamos con nuestras angustias familiares a consulta.   Algunos privilegiados gozábamos con extenso tiempo de su charla lúcida e inteligente ajena al chismorreo sin objeto.  Obligadamente pagábamos a su eterna recepcionista, pues él negábase a cobrar.

7.- El ahora señor Anuar Musalem Valencia, estuvo tratado por el 4 o 5 años.   A la señora Karitina Bravo de Izúcar, con una medicina en forma de gusanitos comprada en una botica de pueblo de $30 pesos, evitó una operación en nuestra capital que costaba más de cien mil pesos.

8.- Sus restos se integraron “Al Lejano Oriente de Atlixco”; donde ya siendo un personaje de corte internacional en su campo, cada año invariablemente en la casa ubicada en la 8 oriente esquina con Independencia donde moraban las Vargas: José y Mary, (mis procuradoras de chiles, y chipotles de la más alta cocina regional) llegaba la humildad paisanil morenovallista  a gozar la excelsitud de los chiles en nogada, hechos con las manos morenas expertas en restaurar energías con sabores, texturas y colores.

“Quién siembra amor y paz”, será recordado siempre, dijo Terencio hace 2 mil años.

NUESTRA CASA.- Para huevos rabo de mestiza: La Vaca Negra.

[email protected]

 

García R

21741 posts | 66 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *