Columnistas
04 marzo 2016

Causa y Efecto Por José Antonio de la Vega Moreno

share
by García R - 0 Comments
Causa y Efecto Por José Antonio de la Vega Moreno

Ni pies, ni cabeza en el PRI.

            Mientras Antonio Gali Fayad navega en aguas tranquilas, Blanca Alcalá sufre en conformar la unidad en torno suyo y no hay cirujano que pare el sangrado de la operación cicatriz que no camina al interior del Partido Revolucionario Institucional.

            Ejemplos muchos, pero el más reciente y que la llevará a terminar una tercera semana –desde su registro- con números rojos en materia política y mediática, es el mensaje emitido por el ex gobernador, Mario Marín Torres, para frenar la operatividad y el trabajo en favor de la abanderada del PRI rumbo a la elección del 5 de junio.

            Debe saber la candidata del PRI, que hay una constante en su alrededor y que todos los políticos priistas mencionan sin ningún tapujo, la Senadora con licencia, no cumple acuerdos. Y tal parece que eso fue lo que llevó al último gobernador del PRI en Puebla, a decidir retirar a sus huestes de la campaña de Blanca Alcalá.

            Con ello, van tres semanas que hacen que el Partido Revolucionario Institucional muestre que ni al interior, ni en su exterior tiene pies, ni cabeza, situación lamentable para una elección que vendrá difícil y que podría dejar a los panistas no los dos años que están en disputa en el poder, sino ocho, pues de ganarle a la candidata del PRI, no soltarán el poder.

            Blanca Alcalá Ruiz tendrá que ajustar su maquinaría, tendrá que rediseñar tanto afuera como adentro todo su equipo de trabajo y tendrá que caminar con la simulación y la traición acuestas durante su campaña.

            Ni hablar.

***

Islas y Cruz, el pacto de amistad política.

            Todo sucedió en un restaurante de Polanco –en la ciudad de México- donde el líder del Partido Nueva Alianza, Gerardo Islas Maldonado y el empresario poblano, Alejandro Cruz, sellaron un pacto político para ir de manera conjunta a apoyar a los candidatos priistas en Veracruz y Oaxaca, Héctor Yunes y Alejandro Murat, respectivamente.

            El acuerdo transcurrió la tarde de este miércoles, cuando ambos personajes, decidieron sumar sus fuerzas en ambos estados y caminar de manera conjunta para llevar al PRI al triunfo en las elecciones del próximo 5 de junio.

            Se habló de lo complicado que está en Veracruz, pero que con operatividad, unidad y los esfuerzos de todos pueden llevarse la victoria.

            Mientras que en Oaxaca, es muy probable que el PRI recupere la entidad que perdiera con Gabino Cue hace seis años.

            Tanto Alejandro Cruz como Gerardo Islas, coincidieron en su encuentro, que Puebla está complicada para Blanca Alcalá Ruiz, de hecho, en la entidad poblana, ambos políticos hablaron de respetar sus preferencias políticas, pues es bien sabido que el PANAL va con Antonio Gali Fayad y el presidente de la Fundación María Bertha Cruz hasta ahora va con la candidata del PRI.

            Mientras en Puebla aún no hay buen cimiento en el PRI y el PAN avanza; el pacto de la amistad política entre Islas y Cruz en los estados de Veracruz y Oaxaca debe dársele la dimensión adecuada, pues juntos en estas entidades pueden cerrar fuerte sus engranes políticos y sus expectativas crecen y se multiplican.

            Al tiempo.

García R

21798 posts | 66 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *