Universidades
26 abril 2016

Presenta IBERO Puebla libro que evidencia la toxicidad en el país

share
by García R - 0 Comments
Presenta IBERO Puebla libro que evidencia la toxicidad en el país
  • A través de este texto nos percatamos de cómo las poblaciones deben generar protocolos de actuación, los cuales permitan defendernos de varias situaciones, así como de la importancia de la toma de decisiones para una gestión eficaz de los productos tóxicos que se producen en México.

La Universidad Iberoamericana Puebla a través del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría, S.J. y la Licenciatura en Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable, presentó el libroMéxico Tóxico Vol. I de las autoras Lilia Albert y Marisa Jacott. En esta actividad también participaron la Mtra. Susana Cruz Ramírez y el Mtro. Eduardo Morales Sierra.

La Mtra. Susana Cruz Ramírez, coordinadora de la Licenciatura en Ciencias Ambientales y Desarrollo Sustentable, mencionó que este libro representa una oportunidad para generar una ciudadanía más consciente sobre problemas ecológicos graves que suceden en el país, “sólo a través de estos medios se puede alcanzar un nivel de participación más alta e informada”, abundó.

La académica de la IBERO Puebla señaló que este documento hace un recuento de casos y cuestiones normativas tanto nacionales como internacionales sobre el tema de la toxicología. El libro permite ver que los productos de la industria química actual son de múltiples tipos, incluso son materiales a los que los mexicanos estamos expuestos desde antes de nacer.

De igual forma, la Mtra. Cruz Ramírez desglosó los cinco apartados con los que cuenta México Tóxico Vol. I. En el capítulo uno (Gestión de los productos químicos) y dos (Países en desarrollo y las emergencias químicas), las autoras hacen un recorrido por las conferencias internacionales en las que poco a poco se han establecido las bases para la gestión segura de productos.

Del capítulo tres (La legislación ambiental sobre productos químicos), la Mtra. Cruz Ramírez destacó el recuento que hace sobre los cambios en las normativas y la prioridad que tiene para las autoras el generar un programa de control de riesgos. El cuarto capítulo (La prevención de las emergencias en el ámbito internacional), convoca a la revisión de medidas tomadas por la Unión Europea y la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE).

 

Finalmente, en el capítulo cinco (Recomendaciones de la OCDE sobre emergencias químicas) las autoras hablan sobre los compromisos asumidos por México hace 20 años en respuesta a las emergencias ambientales y de los cuales poco se ha hecho.

Por su parte, el Mtro. Eduardo Morales Sierra mencionó que México Tóxico Vol.I “nos presenta un recuento muy particular y detallado, con evidencias científicas en torno a cuál es la situación de las problemáticas socioambiental de las emergencias ambientales que ha enfrentado el país”.

También explicó que en la República Mexicana cada año se presentan cerca de 600 emergencias ambientales, es decir dos por día. Sin embargo, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ha destacado que la dependencia no cuenta con la infraestructura para la restauración de estos sitios, por lo que sólo se encuentran facultados para atender 10 emergencias anuales. “Entonces qué hacemos con las otras 590 contingencias”, informó.

Asimismo el investigador de la IBERO Puebla, evidenció que la lectura ofrece una infinidad de vacíos jurídicos, en políticas públicas, en la concreción de gran parte en que esas problemáticas se resuelven en la vida cotidiana, entre otros. Lo que da al lector un proceso de indignación, al darse cuenta de todas las violaciones a derechos humanos, de las fallas administrativas y técnicas de operación, así como de las inconsistencias en los procesos de otorgamiento de permisos.

Sobre los casos de toxicidad, el Mtro Morales Sierra destacó casos como el de Anaversa, el cual fue incluso llevado ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el de Tekchem, en Guanajuato y el del Dragón en Puebla. “Este último con implicaciones políticas y jurídicas que fueron cercando y minando el movimiento social que se creo para evidenciar dichas irregularidades en Izúcar de Matamoros”, puntualizó el Mtro. Eduardo Morales.

“El libro muestra la otra cara de la moneda, un capitalismo voraz que despoja territorios y que es el resultado de la minería, de la industria de los plásticos y el petróleo. Es un libro que debe leerse detenidamente y analizarse”.

Para concluir, la Dra. Lilia América Albert señaló que este libro es el primero en una serie de textos que se publicarán. Este texto surge del accidente de Anaversa, empresa que vivió 30 años sin licencia, que trabajó como almacén cuando era uno de los principales productores de plaguicida en el país y que sólo se  descubre cuando explota y se evidencia que no cuenta con protocolos para revertir el daño causado.

Sobre el texto, la investigadora subrayó que uno de los propósitos es ampliar y acelerar la evaluación internacional de los riesgos de las sustancias químicas, así como reforzar el intercambio de información de las etiquetas tóxicas y sus riesgos. “Buscamos sugerir que las autoridades en el país adopten políticas más estrictas, con las cuales se pueda comenzar a cambiar la realidad».

García R

27216 posts | 172 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *