Estado
09 agosto 2016

Un cielo azul y sol que no calienta la tragedia de los serranos

share
by García R - 0 Comments
Un cielo azul y sol que no calienta la tragedia de los serranos

El cielo se pinta de azul, los primeros rayos del sol asoman casi a medio día entre  la magnitud de la Sierra Norte. Entre los 29 poblados azotados por el fenómeno meteorológico “Earl”, que dejó tras de sí a poco menos de medio centenar de personas fallecidas tragadas por el lodo y la tierra que los vio nacer, un número igual de familias en la orfandad y  miles de damnificados que esperan la ayuda gubernamental que llega a cuentagotas.

Pero la escena es la misma, devastación, tragedia y tristeza, a pesar de que el astro rey ilumina con su incandescente luz la zona devastada que ha dejado una estela de muerte y dolor  entre los oriundos que ven a lo lejos a los gobernantes en turno que se presentan para comerciar con su pesar.

Sí, ni la misma presencia del primer mandatario de la Nación, Enrique Peña Nieto, acompañado del gobernador panista Rafael Moreno Valle y de las constantes visitas a la zona trágica de funcionarios federales que arriban para levantar las estadísticas del sufrimiento de los serranos, levantan el ánimo de los deudos.

Allá  a lo lejos cual diminutas hormigas, los hombres del poder se mueven prometiendo viviendas y despensas. Aquí en lo alto, solos, sin reflectores  los mismos parroquianos se disponen a remover lo que ha quedado sepultado bajo toneladas de lodo. Laminas retorcidas, ramas, troncos, ropa que asoma de entre los desechos, zapatos que pueden ser reusados o el recuerdo del ser querido.

Ahí entre  restos de lo que fue su humilde hogar, dos pequeños apuran lo que pudieran ser sus primeros alimentos-una torta y un poco de agua de naranja – después de varios días de ayuno forzado, a unos escasos metros el padre de familia limpia la zona reducida a pedazos  por las inclemencias del tiempo  y ante la falta de protocolos de Atención a Emergencias del mismo gobierno del estado que fue omiso ante la tragedia de la Sierra Norte.

Si, el sol no calienta, a pesar de brillar con toda su intensidad en medio de ese mar azul en la atmosfera de una sierra que está de luto.

García R

27281 posts | 173 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *