Gobierno
03 octubre 2016

Una campaña gubernamental que contrasta con tres feminicidios en las últimas 72 horas: Activistas

share
by García R - 0 Comments
Una campaña gubernamental que  contrasta  con tres feminicidios en las últimas 72 horas: Activistas

 

Un nuevo feminicidio  azota al Estado de Puebla y a una de las principales universidades públicas  BUAP, tres en las últimas 72 horas  y un gobernador en campaña permanente en busca del abanderamiento panista de cara al 2018, ajeno a la alta tasa delictiva contra mujeres.

La última mujer asesinada de varias puñaladas – trabajadora del ISSSTEP, encontrada en las aguas pestilentes de un río muerto, el Atoyac, cementerio clandestino – parece no dar fin a la serie de crímenes  contra las féminas a manos   sus maridos, parejas sentimentales u  hombres desconocidos.

Antes que ella- Gizeh Castelán – dos más han sido arteramente asesinadas en los primeros  días de este mes   para contabilizar 64 feminicidios en un estado convulsionado por los homicidios contra curas, la lucha por el poder territorial de los huachicoleros, y el alto índice de delincuencia organizada.

Ante esto, colectivos y activistas repudiaron  la alta tasa de muertes por feminicidios,  y la omisión de las esferas gubernamentales  y del rector de la BUAP Alfonso Esparza, por el caso de la estudiante de la Facultad de Sociología, Tania Verónica  Luna de 23 años, asfixiada  con una cadena en su departamento.

La bandera de la lucha contra el feminicidio -que en el estado ha aumentado en un200% en los últimos cuatro años, es aprovechado por políticos en busca de un cargo de elección popular tal es, el caso de Sandra Montalvo –esposa del  funcionario federal  Jorge Romero, integrante del cuerpo directivo del delegado del IMSS Enrique Doger Guerrero- quien se auto destapó para la presidencia municipal del 2018-.

Las feministas han reiterado  su desesperación ante la vulnerabilidad del género, en la incesante violencia  contra las mujeres  quienes denuncian que entre 2013 y 2015 hubo al menos 150 muertes violentas contra mujeres –seis de estas universitarias de la BUAP-, mientras que en 2016 se ha duplicado la cifra; al mes de julio se contabilizan 48 casos.

Las activistas en su reclamo dirigido no sólo a los homicidas; sino también a los  gobiernos  panistas  estatal y municipal, al no garantizarla seguridad de las mujeres -en algunos casos las mismas autoridades y el clero han criminalizado a las víctimas para justificar su muerte-   condenan la falta de voluntad política para el esclarecimiento de los crímenes de odio.

 

García R

26311 posts | 164 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *