Universidades
27 octubre 2016

50 años de trabajo pastoral y social: Teódulo Guzmán Anell SJ.

share
by García R - 0 Comments
50 años de trabajo pastoral y social: Teódulo Guzmán Anell SJ.
  • La IBERO Puebla rindió homenaje, en vida, al padre José Teódulo Guzmán Anell por sus 50 años de sacerdocio.
  • Fundador del Centro de Estudios Agrarios de Xalapa y fue director General de los Servicios Educativos de Occidente en Guadalajara.

Con una misa y un brindis de honor, la comunidad universitaria de la IBERO Puebla festejó el 50 Aniversario de la Ordenación Sacerdotal del padre José Teódulo Guzmán Anell, SJ, mejor conocido como el Padre Teo, por su trabajo permanente al servicio de la sociedad, pero sobre todo en su empeño por su preocupación en la educación de las minorías y del proyecto ignaciano.

Durante la homilía que el propio Padre Teo encabezó, en todo momento estuvo acompañado por el Dr. Fernando Fernández Font,rector de la Universidad Iberoamericana Puebla, y quien en primera instancia agradeció la participación, trabajo y compromiso del padre Teódulo con la Universidad a lo largo de los años en la Institución. “Su presencia se ha convertido en un pilar para la Institución y la comunidad”, afirmó el Rector.

“Me admira cómo sigue con ese deseo y apertura de continuar aportando algo a través de esas lecturas de la realidad que va realizando”, destacó el Padre Fernández Font, al tiempo que aseveró que, para él, el padre Teo sigue siendo el mejor ejemplo de que envejecer no es excusa para dejar de perseverar e intentar siempre estar al corriente con lo que sucede en el mundo

Antes de terminar su participación, el Dr. Fernando Fernández manifestó que un sacerdote es aquel que hace un trabajo de mediador entre Dios y la comunidad, y que, tomando esto en cuenta, el padre Teo siempre ha demostrado su misión en lapromoción del buen convivir y en su trabajo para la reconstrucción del tejido social. “Es un privilegio tenerlo entre nosotros”.

Posteriormente, el padre José Teódulo agradeció a los presentes el espacio dedicado y enfatizó la importancia de ser agradecidos con Dios por todo lo recibido; ahí él mostró su agradecimiento con Dios por haberlo puesto durante muchos años con los pobres.“Aprendí mucho de los campesinos, de los indígenas, de los habitantes de los barrios e incluso de los niños de la calle”.

Guzmán Anell compartió con los asistentes que esta experiencia fue una bendición en su vida, puesto que gracias a ella fue capaz de entender las tristezas, alegrías y la calidad de vida de muchas familias con las que convivió, así como también enfrentó las desgracias que tienen que pasar estas personas.

Finalmente, el padre Teo dio gracias a Dios por la posibilidad de poder formar parte de la comunidad universitaria y por haber puesto en su camino a todas las personas que hoy forman parte de su vida. Concluyó su agradecimiento recalcando que en vez de pedir a Dios bienes monetarios o cosas materiales, las personas deberían pedir sabiduría y prudencia.

Dentro de esta celebración, diversos actores de la comunidad compartieron anécdotas y experiencias vividas al lado del padre Teo. De éstas, todas coincidieron que el sacerdote jesuita siempre ha sido ejemplo de lucha y de capacidad para enfrentar, con argumentos válidos, a las jerarquías.

Por último, amigos y conocidos del Padre, agradecieron a Dios por la posibilidad de haber cruzado caminos con él, por su sabiduría, sus consejos y por siempre mantener esa alegría que contagia, pero principalmente, por su increíble actitud ignaciana.

El encargado de elaborar y leer la semblanza del padre Teo fue el Mtro. Carlos Audirac Camarena quien entre los aspectos que destacó se encuentran que nació en Veracruz, el día 17 de febrero de 1935. A los 16 años, decidió ingresar a la Compañía de Jesús, recibiendo posteriormente su ordenación sacerdotal en 1976.

El Padre ha realizado estudios en Filosofía y Teología, es autor de textos y artículos sobre educación y actualmente forma parte en el desarrollo de los cursos y seminarios de formación de profesores de la IBERO Puebla.

En octubre de 2011, aceptó la invitación a incorporarse a la Universidad Iberoamericana Puebla, donde se ha distinguido por suacompañamiento a los integrantes de nuestra comunidad, por su amistad, presencia, disposición, humildad, escucha y sobre todo por su sonrisa y buen humor.

García R

24561 posts | 82 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *