Universidades
01 marzo 2021

La participación ciudadana es fundamental para la vida democrática del país

share
by García R - 0 Comments
La participación ciudadana es fundamental para la vida democrática del país

-Es un peligro en el mundo actual que muchas estructuras o instituciones democráticas, de pronto se vean amenazadas por personajes o por corrientes que llegan al poder utilizando esas estructuras y después estando en el poder, comienzan a desmontarlas.

La democracia no se debe dar por supuesta entre los ciudadanos de un país. La democracia como tipo de régimen político y como forma de dominación política tiene muy pocos años, fuera del caso extraordinario de Atenas en la época de Pericles, fuera de eso, la humanidad no ha vivido regímenes democráticos, es algo nuevo en los últimos 400 años a la fecha.

Es un peligro en el mundo actual que muchas estructuras o instituciones democráticas, de pronto se vean amenazadas por personajes o por corrientes que llegan al poder utilizando esas estructuras y después estando en el poder, comienzan a desmontarlas, expresó Herminio Sánchez de la Barquera y Arroyo, Decano de Ciencias Sociales de la UPAEP.

A mucha gente le es difícil acoplarse a las exigencias de un régimen democrático porque no solamente es nuevo el concepto de democracia en la humanidad, sino también porque es una forma de dominación política que exige mucho, acotó el académico.

Agregó que la democracia exige mucho de la participación de todos, de gobernantes y gobernados, por eso muchas veces llega a ser complicada y difícil, “algunos la califican como que no es la gran cosa, pero podemos decir que es lo mejor que tenemos. Es como la gente que se queja de su trabajo, lo peor para ellas, sería quedarse sin ese trabajo”.

Sánchez de la Barquera refirió que la democracia es fundamental para garantizar muchas cosas que otros tipos de regímenes políticos no pueden garantizar como es el caso del respeto a los derechos humanos, por señalar un tema.

Dijo que en los tiempos actuales, es importante la participación de todos los miembros de la sociedad para responder a ese llamado de la democracia, para consolidarla, hacer valer sus principios y consolidar también sus valores, de depositar la soberanía de un país en sus ciudadanos, en el pueblo y hacer valer la igualdad jurídica de todos, la protección del individuo ante los excesos del estado; y esto se logra a través de contar con instituciones que sirvan para dicho fin.

Apuntó que es un peligro en el mundo actual que muchas estructuras o instituciones democráticas, de pronto se vean amenazadas por personajes, por corrientes que llegan al poder utilizando esas estructuras y después estando en el poder, comienzan a desmontarlas, algo similar sucedió con Donald Trump en los Estados Unidos; con Viktor Orbán en Hungría o Jair Bolsonaro en Brasil; y también estamos viendo en México que hay una lucha por ir desmontando esa estructura institucional democrática que sirve entre otras cosas, para defendernos de los excesos del estado o de los gobiernos y que representa un peligro del cual debemos estar conscientes como ciudadanos todos los mexicanos.

Sánchez de la Barquera enfatizó que las oportunidades que tienen las personas de participar en la vida democrática de su país están democratizadas fundamentalmente, “hay un sufragio universal, oportunidades iguales para todos de participar, hay un público ilustrado, porque los electores deben ejercer un voto informado, un voto consciente y no solo votar por emociones aun cuando esto pueda resultar difícil. Hay formas garantizadas de participar en la vida política. La democracia es un tipo de régimen que necesita que lo cuidemos con nuestra participación tanto de ciudadanos como gobernantes”.

Por su parte, Juan Pablo Aranda Vargas, investigador de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP, mencionó que el gran problema de México es que los ciudadanos no tienen una cultura democrática de amplio calado.

Subrayó que la democracia no debe entenderse como el gobierno de la mayoría, dejando a un lado a las minorías. Agregó que la democracia se basa en la diversidad, es decir, que lejos de buscar homogeneidad y unificación, lo que se busca es la diversidad, porque la democracia encuentra la unidad a través de la diversidad, no le debemos tener miedo al diálogo, al debate o la diferencia, al contrario, debemos darle la bienvenida al diálogo a establecer acuerdos con visión de futuro y apertura.

Aranda Vargas señaló que en México se tiene una cultura antidemocrática, en donde, en lugar de la diversidad, en lugar del respeto a la diferencia y en lugar de ver al otro como otro que tiene derecho de dar su opinión o de manifestarse, lo que podemos ver es una sociedad polarizada en el campo político.

Al respecto, dijo que se debe terminar con esa polarización social, terminar con la desacreditación de las personas o grupos políticos; debemos dar paso a la participación del pueblo y evitar el enfrentamiento entre una facción y otra; porque lo único que se está generando es una lucha encarnizada por el poder y dejar de lado los procesos democráticos que pueden beneficiar a todos.

Subrayó que es urgente llamar a todas las fuerzas políticas del país para que asuman una responsabilidad democrática, porque en estos momentos no la hay. Desde el gobierno podemos observar su interés por seguir polarizando a la sociedad, situación que no nos va a llevar a ningún lado. México tiene una gran variedad de grupos humanos con una diversidad de pensamiento importante y hay que recordar que la riqueza de la democracia es el respeto a las diferencias y formas de participar de manera responsable en estos procesos democráticos.

Por lo tanto, manifestó que es importante la participación de los ciudadanos en la vida democrática del país, romper con la inercia que se está presentando de ver candidatos con un bajo perfil político que en su mayoría desconoce la función del poder y de cómo resolver los problemas del país. “Los partidos políticos deben terminar con su concurso de popularidad, de contar con gente que esté consciente del trabajo que tiene por delante al representar un cargo público. México está compuesto por una sociedad en donde todos deben remar juntos, sin ninguna diferencia, porque de lo contrario, no se salvará nadie. No hay buenos ni malos, somos una sociedad que debe comenzar a remar junta para sacar adelante a nuestro país”.

En su intervención, María del Rosario Andrade Gabiño, Coordinadora Académica del Instituto Promotor del Bien Común de la UPAEP, apuntaló que la democracia debe ser esa correspondencia que debe haber entre los actos de gobierno hacia aquellos que son afectados por ellos mismos, al señalar que el gobierno debe incluir a todos los miembros de la sociedad y dejar de polarizar entre los diferentes grupos que hay en nuestro país.

Andrade Gabiño destacó que en el Instituto Promotor del Bien Común de la UPAEP se promueve que los deseos y la esperanza de la sociedad está en poder construir y poder obtener los bienes comunes que los ciudadanos necesitan.

Indicó que para contar con prácticas para poder generar bienes comunes es necesario que el gobierno o las instituciones de manera general puedan garantizar la justicia, puedan garantizar la libertad y también puedan garantizar la seguridad de todos sus miembros, de esta forma, se estará hablando de que se cuenta con dinámicas sociales más humanas.

María del Rosario Andrade señaló que es importante incorporar a la mujer en la vida pública y política de nuestro país, porque de esta manera se irá humanizando cada vez más la sociedad y también se contribuirá también a la consolidación del bien común.

Al respecto, compartió algunas cifras de las elecciones del 2018; y uno de estos estudios destacó que el 62% de las excandidatas que fueron a diputadas federales y que actualmente les haya beneficiado o no el voto popular en las urnas, experimentaron algún tipo de violencia política de género; el 18% de estas excandidatas lo experimentaron desde sus partidos políticos, es decir, tuvieron que recurrir a algún tipo de instancia para impugnar decisiones y así pudieran ellas obtener dichas candidaturas.

Asimismo, dijo que la FEPADE rumbo al 2018 indicaba que Puebla era uno de los cinco estados con mayor violencia hacia la mujer y como consecuencia entramos hacia un 2018 en donde de acuerdo al Índice de Desigualdad de Género el último que dio a conocer las Naciones Unidas en el 2020, también Puebla se colocaba como la tercera entidad dentro del país con mayor desigualdad para las mujeres.

Indicó que otro dato interesante de la ONU es, que de acuerdo a las perspectivas de desarrollo humano a nivel de países, el 47% de la población mundial cree que los varones son mejores líderes políticos o que el 41% de la población mundial opina que los varones son mejores para mandar en los negocios.

Lamentó que en pleno 2020 y a nivel mundial sigue habiendo esa resistencia para que las mujeres estén involucradas en los espacios de poder. Y ahora en las elecciones que se avecinan, tenemos que más del 53% de la lista nominal está representada por mujeres, lo cual es significativo al contar con mayor certidumbre legal para defender a las mujeres y garantizar el acceso a ellas para ocupar un cargo público y seguir promoviendo el camino al bien común.

Por último, señaló que es importante promover los procesos democráticos dentro de la sociedad, incluir a mujeres y hombres por igual en las actuales elecciones que se van a llevar a cabo.

García R

21772 posts | 66 comments

Comments are closed.