Columnistas
27 junio 2022

Primera Línea. Por María de los Ángeles Nivón Molano

share
by García R - 0 Comments
Primera Línea. Por María de los Ángeles Nivón Molano

Las “corcholatas” de Salomón Jara al Senado y la tropa obediente en la escuelita
Andan pegados como lapa en todas las giras de agradecimiento que realiza el hoy gobernador electo Salomón Jara Cruz por las diversas regiones de la entidad. Pero su acompañamiento no es fortuito, buscan ser candidatos al Senado de la República en el 2024.Ellos son Antonino Morales Toledo, Laura Estrada Mauro y Jesús Romero López a quienes el gobernador electo Jara Cruz los tiene considerados como propuestas para la candidatura al Senado, pero no irían al gabinete. En la estrategia para la transición que ha trazado el equipo jarista, hay dos grandes ejes, quienes van al gabinete no pueden ser candidatos en el 2024 a ningún cargo de elección popular llámese diputados locales, federales, senador y presidentes municipales. Y quienes aspiran a ser candidatos no pueden ir al gabinete, esa es la instrucción que dio Jara Cruz a todo el equipo morenista e incluso hasta a quienes no pertenecen al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), como los del Partido del Trabajo y los del Verde Ecologista de México. Para ello mandaron a todos a la “escuelita” de formación política, “ética y honestidad” durante mes y medio, cuatro horas diarias, a cargo de El Fisgón del periódico La Jornada, donde no debería existir excepciones, porque mientras la tropa toma clases, los generales andan en gira como si no necesitaran de una buena capacitación máxime en la aspiración que tienen del tema legislativo. Caray, por lo menos para que sepan cómo armar una iniciativa y cómo hablar en la alta tribuna, porque hay cada senador o diputado morenista que no rebuznan porque de plano no le sale la tonada. Al menos para que no rieguen el tepache, deberían estar tomando el curso de formación. Ahora bien. Después de que termine el presente curso de mes y medio, lo correcto sería que les aplicaran el examen para ver si algo les quedó, pero parece que no será así y viene otra capacitación de dos meses, donde la lista ya estará depurada y participarán quienes realmente formarán parte del nuevo gabinete. Otros más se irían al partido Morena, donde van a ratificar como su dirigente estatal a Benjamín Viveros, en tanto que a nivel nacional podrían quedar firmes Mario Delgado Carrillo y Citlalli Hernández. Y dentro de los tres aspirantes al Senado, el pleito interno se pone bueno, hay uno, Antonino Morales que es el de mayor confianza de Jara Cruz, que ya tejió alianzas con grupos al interior de Morena para ir en la primera fórmula y quien podría quedarse en el camino es Chucho Romero López, porque a este último lo traen grillado y no precisamente por ser buena gente. Nino Morales podría sacarse la lotería, no tiene carrera política, ha sido acusado de ser el principal operador del huachicol en el Istmo, sin que hasta el momento se le haya probado, tan es así que le han permitido moverse libremente y Jara Cruz lo trae como uno de sus principales operadores financiero-político. A Romero López le endilgan no cumplir acuerdos políticos y económicos que luego hace con la gente, es decir, ser poco serio con sus compromisos y también le sigue retumbando aquella llamada con el exgobernador oaxaqueño Ulises Ruiz Ortiz, pero está considerado y su estrategia la trae en redes sociales, trabajo de tierra no trae nada. El caso de la presidenta de la Junta de Coordinación Política en la 65 Legislatura del Estado, Laura Estrada Mauro le caería el piñatazo del cielo, por la paridad de género, al no haber otra propuesta que le pudiese disputar la candidatura, iría sin mayores problemas en la segunda fórmula al Senado de la República. Vamos a ver cuántos se van a anotar para los demás cargos de elección popular, por lo pronto nos dicen, que quien ya pidió mano por el distrito del centro federal, es Samuel Gurrión Matías, aunque, así como va el Verde en caída libre, lo más probable es que se pase a Morena a quienes les ha vendido la idea de traer buenos números porque quedó en segundo lugar cuando fuera candidato a la alcaldía capitalina por la alianza PAN-PRD. Es increíble ver cómo se acomodan estos políticos chapulines. Y quizás ustedes se pregunten ¿Qué pasará con el grupo de Flavio Sosa Villavicencio?, es decir, la disidencia de Morena. Pues nada, hasta donde se sabe el pleito con Salomón Jara es de a deveras, no hay reconciliación como quisieron mostrarlo públicamente el grupo de diputados de Comuna, lo mismo que con algunos legisladores federales morenistas como Daniel Gutiérrez, Azael Santiago Chepi, Armando Contreras y el mismo Carol Antonio Altamirano. La gente de Comuna estaría fuera, quizás por ello buscaron el cobijo de una de las “corcholatas” de AMLO, del canciller Marcelo Ebrard Casaubon en Guadalajara, Jalisco, que de ser candidato en el 2024 tendrían una posibilidad los referidos diputados oaxaqueños que quedaron fuera del equipo del gobernador electo. Así están los jaloneos internos en el equipo de transición de la #4T en Oaxaca. Esperamos que el gobernador electo Salomón Jara cumpla su palabra de que no habrá políticos reciclados en su gabinete, ni ulisistas, muratistas, gabinistas, porque entonces sería más de lo mismo, su gran reto será marcar la diferencia con sexenios anteriores y poder gobernar una entidad tan complicada como la nuestra. Por lo pronto, no le será nada fácil meter a la cárcel a quienes tienen señalamientos de actos de corrupción y quizás no porque le falte voluntad o razón, sino por el pacto AMLO-Murat, eso lo tendría un tanto limitado para actuar, aun cuando anuncie auditorias. Ahí está el detalle, dijera el desaparecido Cantinflas.  CORREO: [email protected]@GelosnivonFACEBOOK: María Nivón MolanoFAN PAGE: Primera Línea MX TELEGRAM: t.me/esprimeralinea 

García R

27216 posts | 172 comments

Comments are closed.